Iglesias en España reanudarán los servicios en Mayo, “solo un encuentro a la semana”

Elfinviene.net

La medida vienen en función de cómo siga desarrollándose el control de la epidemia durante las próximas semanas. En el marco de la fase 1 que entraría en vigor el lunes 11 de mayo.

Solo un servicio a la semana

“La recomendación de Ferede es iniciar la reanudación de los cultos presenciales a partir del domingo 17 de mayo”, señalan desde la entidad. Sin embargo, se insta a reducir las actividades presenciales a “solo un encuentro a la semana” y continuando con las medidas de seguridad que se han recomendado.

“Ahora, cuando el escenario es otro más favorable y el gobierno presenta un plan de desconfinamiento progresivo, Ferede considera que es legítimo y oportuno que las iglesias que puedan y lo deseen, reciban unas nuevas recomendaciones para reanudar los cultos”, han señalado. “La recomendación de suspender los cultos y las actividades de forma absoluta se debió a la necesidad de evitar la propagación del virus entre las iglesias evangélicas en los comienzos de la crisis, recomendación que con carácter general la mayoría de las iglesias asumieron con responsabilidad y ejemplaridad”.

Medidas para evitar contagios dentro de las iglesias

En días pasados el gobierno anunció que en la primera fase de desconfinamiento progresivo los centros de culto solamente podrán albergar un tercio de la membresía o capacidad de los auditorios, y a partir del 31 de mayo, ya en la segunda fase, podrán alcanzar el 50% de su capacidad. Unas medidas que desde Ferede piden que se respeten, “controlando el acceso escalonado a las iglesias y el límite del aforo en la puerta”.

En ese nuevo escenario, Federe ofrece un protocolo de actuación para las iglesias que crean oportuno y estén en condiciones de reanudar sus servicios presenciales en los términos determinados por las autoridades sanitarias; (no superar 1/3 del aforo del lugar de cultos; respetar el distanciamiento social de 2 metros entre los asistentes; evitar el contacto físico).

La «nueva normalidad»

Desde la federación también aconsejan «garantizar la provisión de mascarillas para el uso de los asistentes, control de acceso escalonado al lugar de culto, el señalamiento interior de los bancos o las sillas utilizables, la identificación de lugares y situaciones en las que pueda aumentar el riesgo de contagio (uso del atril, el reparto de la cena del Señor o la manipulación de dinero a la hora de contar las ofrendas) y el desalojo escalonado del lugar de culto».

Para aquellas iglesias que necesiten celebrar varios cultos dominicales presenciales, para dar cabida a todos los miembros sin superar el tercio del aforo; Federe les informa que, siguiendo los protocolos de higiene establecidos por las autoridades, deberán respetar un intervalo de al menos 3 horas entre culto y culto; tiempo en el que tendrá que realizarse una limpieza a conciencia del lugar de culto.

Por otra parte, recuerdan que entre los asistentes a los cultos es mejor que no haya personas correspondientes a perfiles de riesgo, y por eso recomiendan “mantener la retransmisión de los mismos por medios telemáticos”.

Federe prevé que habrá muchas iglesias que consideren que es mejor esperar un poco más, o que por su tamaño o situación no les compense o les resulte difícil reanudar los cultos con un tercio del aforo, garantizando las medidas de prevención de contagios exigidas o recomendadas.

“Igual que en otros muchos sectores de nuestra sociedad, las iglesias evangélicas también tendremos que mentalizarnos para un retorno gradual y paciente hacia esa ‘nueva normalidad’”, remarcan.

Fuente:Bibliatodo.com

Next Post

Más de 130 mil Biblias entregadas por la Sociedad Bíblica Argentina en abril

100 mil ejemplares fueron entregados a la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) para la campaña “Seamos Uno” ; una iniciativa que unió a empresarios, organizaciones religiosas y sociales en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad de Buenos Aires y el Ministerio de Desarrollo Social […]